Saltar al contenido

Postoperatorio injerto capilar

marzo 17, 2020
Postoperatorio injerto capilar

Los primeros días tras pasar por una trasplante capilar son muy importantes. Debemos saber qué precauciones hay que tomar, que prohibiciones tenemos que tener en cuenta y qué cuidados son importantes para tener un buen postoperatorio del injerto capilar.

Incluso el éxito de este tipo de intervenciones puede depender de cómo actuemos en los primeros días o semanas tras el trasplante capilar. Por ello, vamos a ver con detenimiento cómo actuar los siguientes días a la intervención y cuáles son los principales cuidados y prohibiciones tras un injerto capilar.

Postoperatorio injerto capilar: el día a día tras la intervención

Postoperatorio injerto capilar

Como hemos comentado, los primeros días tras un trasplante capilar son claves. Y estas son las primeras cuestiones que debemos conocer y algunas recomendaciones para que todo sea más llevadero:

  • Transcurridos los primeros d√≠as tras la intervenci√≥n nos saldr√°n costras, debido al proceso de cicatrizaci√≥n en la zona receptora en la que nos han injertado las ra√≠ces foliculares. Estas costras van a tardar en caerse entre 10 y 14 d√≠as. Durante este tiempo, podemos sentir picor por la propia cicatrizaci√≥n, pero no hay que preocuparse porque es totalmente normal. Adem√°s, si mantenemos una higiene diaria adecuada no deber√≠a haber ning√ļn problema.
  • Es muy importante que evitemos cualquier tipo de golpe o contacto directo con las zonas donante y receptora de la cabeza. Para evitar esto, hay una serie de h√°bitos que recomendamos desarrollar. Por ejemplo, cuando entramos al coche debemos poner siempre la mano en el marco de la puerta. O cuando vayamos a pasar por cualquier puerta siempre poner la mano primero. De hecho, la anestesia puede hacer que, durante los primeros d√≠as, tengamos menos sensibilidad en la cabeza y no calculemos bien las distancias.
  • El momento m√°s delicado es a la hora de dormir. Durante los primeros 5 o 7 d√≠as, es recomendable que durmamos con un flotador en el cuello y con cojines alrededor de la cabeza, para evitar que nos golpeemos contra el cabecero, la pared o cualquier otra cosa. Esto impedir√° que nos movamos en la cama. Lo que seguro es obligatorio, es dormir boca arriba.
  • En caso de que nos pique la cabeza por la noche, es muy importante que no nos rasquemos inconscientemente la zona mientras estamos dormido, por lo que, si es necesario, podemos meter las manos dentro de la camiseta cuando nos vayamos a dormir.
  • Por √ļltimo, dependiendo de la cantidad de anestesia y del sitio donde nos la hayan aplicado, es probable que nos coloquen una cinta en la frente, para que la anestesia no sobrepase la altura de las sienes y no se baje al resto de la cabeza. En ese caso, hay varias recomendaciones que podemos tomar en cuenta. Lo primero es aplicar hielo para mantener controlada la inflamaci√≥n. Y lo segundo es que, en el momento de dormir, no se debe sacar la cinta por la parte de arriba de la cabeza, sino bajarla al cuello. Hay que tener en cuenta que si nos ponen esta cinta deberemos usarla por el d√≠a durante los primeros 4 o 5 d√≠as.

Cuidados después del injerto capilar

Cuidados despues del injerto capilar

Es muy importante tener en cuenta las siguientes precauciones y prohibiciones que os traemos. Son esenciales para un buen postoperatorio del injerto capilar y que este sea normal y no tengamos ning√ļn problema durante la recuperaci√≥n.¬†

No podremos practicar sexo durante una semana. Sí, es algo que sorprende a mucha gente, pero tenemos que estar dispuesto a pasar por eso. No hay que preocuparse demasiado, porque todo vuelve. Durante la primera semana, quizás estemos algo recluidos, pero sobre todo en algunas cuestiones físicas. Por lo demás se puede hacer vida normal. Pero efectivamente no podremos practicar sexo, ni deporte. En general, no podremos hacer nada que suponga grandes refuerzos. Eso sí, solo se trata de una semana de recuperación.

Pasado este tiempo, podremos empezar de manera moderada a tener relaciones sexuales y a realizar un poco de ejercicio aeróbico suave, pero sin hacer grandes esfuerzos. Importante no ponernos boca abajo, ni hacer nada que nos pueda generar mucha tensión física durante el primer mes. Algunas clínicas incluso recomiendan tres meses. No obstante, no hay porqué agobiarnos demasiado, ya que la mayor parte de nosotros no somos deportistas profesionales, por lo que no vamos a hacer enormes esfuerzos.

Durante los 20 o 30 primeros días, podemos comenzar con ejercicio ligero, como correr moderadamente. Si queremos extremar las precauciones, podemos esperar hasta pasados los tres primeros meses.

Por otro lado, durante la primera semana no podemos ponernos gorras o sombreros demasiado ajustados. Algunas clínicas facilitan unos gorros anchos de pescador que si pueden ser utilizados. Pero hay que evitar a toda costa las gorras ajustadas, porque al final se pueden generar infecciones, foliculitis y otros problemas relacionados.

Es entendible que habrá personas que no les importe salir sin gorra tras el injerto capilar, pero también lo es que algunas personas puedan sentir un poco más de apuro. En ese caso se pueden utilizar este tipo de gorros muy anchos o sencillamente pedir una semana de vacaciones en el trabajo, para poder estar más discretamente en casa o salir a la calle lo mínimo indispensable.

Otra cuesti√≥n muy importante es que no nos podemos ba√Īar en el mar ni en la piscina hasta que no hayan pasado al menos 30 d√≠as. Despu√©s, podremos empezar a ba√Īarnos en el mar porque el agua salina ayuda a la cicatrizaci√≥n del injerto.¬†

Pero en el caso de la piscina, hay que tener mucho más cuidado. No vams a poder meter la cabeza en el agua clorada hasta pasados cuatro o cinco meses. Esto es debido a que los productos que se utilizan para mantener la higiene en la piscina son algo abrasivos con la piel. Por eso hay que evitarlos por completo, para asegurar que el injerto se recupera y se asienta de la mejor manera posible. 

Por √ļltimo, hay que intentar que no nos de el sol directamente durante la primera semana. Si es peligroso para cualquier persona quemarse la dermis de la cabeza, para aquellos que estamos en pleno postoperatorio de un injerto capilar, mucho m√°s. Por eso, utilizar los gorros anchos que antes coment√°bamos ser√° siempre necesario si vamos a estar mucho tiempo expuestos al sol.